UNAS FIESTAS DEL PILAR CON MUCHA RISA

Publicada en Publicada en Noticias, Periódico Digital

Tras el hotel Boston la plaza de la risa tiene de invitado al espectáculo a Leo Bassi un gran bufón Italiano según él.

Es capaz por el público clavarse cristales en la espalda.

 

Durante el espectáculo nos lleno de tensión, emoción, pero sobretodo de sonrisas y carcajadas que pudo robar de todos y cada uno de los presentes.

 

Tras llegar a las gradas llenas de gente se oía una música de fondo muy misteriosa y cuando dejó de sonar y llegó el momento que todos esperaban una voz le presentó:

-¡Leo Bassi!-

Un hombre canoso, bajito y de traje negro nos sorprendió con un patito de goma que sostenía en su mano, se subió al escenario gritando ¡ SILENCIO!

Empezó a presentarse y a decir por qué estaba allí, algún comentario chistoso del presentador y de alguna persona del público.

Cuando su mirada se concentro en una lata de coca cola dijo:

-niños no hagáis esto en casa-decía mientras cogía unas grandes tijeras- ¡música!

A continuación clavo las tijeras en la lata de coca cola que había agitado. Todo el contenido de la lata salió disparado a todo el mundo.

Y tras unas risas nos sorprendió quitándose la americana, la camisa, los zapatos, los calcetines y el pantalón.

Explicó que siempre hacia eso en sus espectáculos y tras unos chistes se disfrazó de payaso blanco.

Cogió una chica y un chico y les sentó en unas sillas, acto seguido se dirigió al chico le acaricio una mano, después la otra   después los hombros y la frente y ¡buf! se quedó dormido de repente, y entonces se fue donde la chica y le hizo el mismo proceso, se quedó hipnotizada como su compañero.

Les acarició la cabeza y les hizo una especie de orden, a la chica le tocó que cada vez que oyese la palabra Italia juntaría las dos manos y no podría soltarlas sola, al chico cada vez que dijera cuatro se tiraría a la cara un plato con espuma de afeitar. Les despertó de aquel hechizo, y dijo de repente

-¡ITALIA!

La chica juntó las manos, y para seguir haciendo la gracia le dijo al chico:

-Toma este plato con espuma, y cuando cuente cinco me lo tiras ¿Te parece?

– claro-le contestó-

1…..2…..3……¡4!

¡plas! El chico se tiro el plato a la cara y Leo Bassi le dio un rollo de servilletas para limpiarse y como premio por participar.

 

Espero que os haya gustado mi noticia

¡¡¡ADIOS!!!

Leire Pareja de 5º.